miércoles, 27 de enero de 2010

bolso misterioso??



Para muchos es un misterio, para otros, motivo de comentarios jocosos y de burlas; pero lo cierto es que la reina Isabel II de Inglaterra quizás sea la única mujer en el mundo que recibe visitas en su casa, ¡llevando su bolso colgado del brazo!



Esta costumbre ha dado lugar a conjeturas, y hasta en la teleserie Sex and the City, el personaje de Carrie Bradshaw se pregunta por qué la reina de Inglaterra lleva bolso cuando está en su casa y qué secretos guarda en él.



Los que la conocen afirman que Isabel nunca lleva su cartera colgada del hombro o en la mano (tipo sobre o clutch), sino muy bien colocada en su brazo izquierdo. Esto lo hace para poder saludar y dar la mano con comodidad, y para tener sus dos manos libres y poder recibir los ramos de flores que le entregan. También se comenta que esa cartera -siempre de estilo muy clásico y tamaño más bien pequeño- es como su "cobija de seguridad" o security blanket, desde que era muy joven.



Sobre su contenido, en varias ocasiones se ha publicado oficialmente que la Reina lleva en su bolso "un peine, un pañuelo de tela, un pequeño compacto de oro y un tubo de lápiz labial, además de llevar los domingos, cuando asiste a servicios religiosos, un billete doblado (aunque no sabemos de qué denominación) que discretamente deposita en la canasta de la colecta". Otros informes agregan que la Reina lleva "un par de guantes limpios", ya que dando la mano a cientos de personas se le ensucian con facilidad, y un par de gafas para leer. Pero ahora se comenta que la muy modernizada reina Isabel también lleva en el bolso su iPod y una pequeña cámara digital, y que guarda una foto de ella con su hijo favorito, el príncipe Andrés, tomada cuando este regresó de la guerra de las Malvinas, un paquete de sus mentas favoritas y varios caramelos para sus amados perritos corgies.


En Inglaterra, por ley, la Reina no necesita licencia de conducir (¡privilegio de ser la soberana del país!), por lo que no lleva documento de identidad alguno, lo que a veces, al visitar lugares de estricta seguridad -como ocurrió una vez en la Casa Blanca, en Washington DC- ha causado más que una confusión, pues nadie sabe qué hacer al llenar los requisitos de los controles de entrada en las computadoras.



Lo más simpático es que la Reina no solo recibe a sus invitados en el palacio de Buckingham con su cartera en el brazo, sino que camina por el mismo y va de despacho en despacho, o de salón en salón, ¡sin desprenderse de ella! En el palacio y en todas sus residencias oficiales, las mesas y escritorios que usa la Reina tienen unos ganchos especiales para que cuelgue su bolso.



Sin embargo, es muy gracioso enterarnos que el bolso real "habla", ya que Isabel II lo emplea para comunicarse con su staff de forma sutil y discreta. Por ejemplo, los que están invitados a cenar con ella, siempre son informados de que la comida terminará cinco minutos después de que la Reina coloque su bolso sobre la mesa, lo que indicará que se levantará de un momento a otro para abandonar la cena.



Otro "mensaje" ocurre cuando camina en actos públicos (los llamados walkabouts o paseos de la Reina) en medio de filas de sus súbditos a quienes ella saluda, les da la mano y ellos le comentan cosas o le dan flores, etc. La Reina solamente tiene que levantar el brazo y mostrar bien su bolso para indicarle a una de sus damas de compañía que desea seguir caminando y dejar de hablar con esa persona. En ese momento una de sus acompañantes se acerca y corta la conversación de una forma amable, pero firme, para que la Reina pueda continuar caminando entre las filas de personas que la esperan.



Si en medio de un banquete oficial la reina Isabel coloca su bolso en el piso es señal de que no está disfrutando la conversación de sus compañeros de mesa y que quiere irse pronto. Y si lleva el bolso suelto y juguetón, sin prestarle mucha atención, quiere indicar que la está pasando divinamente y que desea quedarse un rato más.



En cuanto a los bolsos, son fabricados By Appointment -el título "Royal Warrant of Appointment" se les da a los proveedores reales- por la prestigiosa compañía Launer, de Londres. Ellos le proveen bolsos y artículos de cuero desde 1991, cuando la Reina visitó su fábrica y se quedó tan fascinada con el proceso de elaboración, que les dio el honor de hacerle sus famosos bolsos. Estos cuestan alrededor de 1.500 dólares como promedio, tienen todos un estilo parecido y muy clásico, y el mismo cierre dorado (símbolo que hace reconocer la marca), que es "firme, pero fácil de manejar por Su Majestad". Muchos son modelos exclusivos para ella, pero el modelo Diva igual que el Adagio (que la Reina comenzó a usar en 2001 -y lo tiene en negro y en colores, de cuero mate, charol y piel de reptil) ya son best sellers de la compañía y lo llevan otras famosas, lo mismo miembros de la Familia Real, que actrices como Helen Mirren, Judi Dench y Maggie Smith, y socialites como Jemima Goldsmith y Jerry Hall.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

coMentarioS!!